Follow by Email

domingo, 2 de octubre de 2011

Carlos Manuel de Céspedes El Padre de Todos los Cubanos. Crónica Vick Gómez Miller

Carlos Manuel de Céspedes
Crónica. Vick Gómez Miller

El mundo cobra fuerzas cuando nacen los héroes.
Un día 18 abrileño y pleno sol, nació en Bayamo Carlos Manuel de Céspedes,
Para que en el mes de octubre del año 1868 echara sobre sus hombros el grito
Luminoso por nuestra independencia.
Perucho Figueredo, su amigo entrañable fue el primero en conocer su decisión
De levantarse en armas luego de las postergaciones de fechas que los complotados
Por una razón u otra tomaban como acuerdo
Al tremendo espíritu de Céspedes se reseña el 10 de octubre de 1868, cuando
Uniera a él a los impacientes de Manzanillo y actuando con impronta energía despertara
La mañana con los tañidos gloriosos de la campana en su ingenio azucarero Demajagua.
Carlos Manuel de Céspedes surge en la historia como el combatiente sereno, animoso
Y decidido, el compañero en la batalla y el primero en la decisión de izar la bandera que
Ideara y con profundo amor cocieran las manos de Cambula, la firme compañera
Comprometida con la causa insurgente.
De blanco, azul y rojo, con la estrella radiante para iluminar con su luz los campos de Cuba
Es el sagrado símbolo. Con ella se adelantaría en el heroico bregar para transformar el
Destino de la Patria.
Céspedes, el hombre enamorado, el poeta de fina sensibilidad, el intelectual,
El gallardo abogado , el patricio, se transforma en el Padre de Todos los Cubanos, así se
Autodefine en la decisión que salva o condena al propio hijo atrapado por el colonialismo
infame que le precisa dejar el mando o conocer la muerte del vástago querido y no cede,
la suerte de Cuba está echada y los cariños propios, la ligazón estrecha de la carne y la
sangre no derriban al Coloso en su juramento sagrado de independencia o muerte.
Cae el hijo y tras su holocausto, el alzamiento viril en el ingenio Demajagua irrumpe
Formidable. Lo conduce El Padre de Todos los Cubanos como se autodefine Carlos Manuel
Para andar en camino azaroso y formidable de todas las batallas.
Hoy, en los clarines, en los metales gloriosos que multiplican la libertad y la independencia
.conquistada , junto a Fidel y Raúl va Carlos Manuel, en el sueño realizado, en la estrella
Enardecida de la Revolución , y en la luz victoriosa que nos acompaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario