Follow by Email

viernes, 25 de diciembre de 2009

La Cumbre Que Se Derrumbó

La Cumbre Que Se Derrumbó Por Vick Miller

La Décimo Quinta Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que tuvo lugar en la Capital de Dinamarca: Copenhague con la llegada de un presidente que había anunciado su arribo para el día 9 y cambiando de parecer hizo su aparición el día 18 transportando hasta un recinto donde aguardaban los representantes de los gobiernos del planeta: un gigantesco cubo de agua, recien llenado y que de una forma u otra existía la sospecha que el mandatario yanqui Barack Obama vertería en la ocasión, como colofón de los espurios intereses del país que no firmara el Protocolo de Kyoto y que por la sabiduría guardada en los bolsillos millonarios declararía que la ciencia en el universo estaba equivocada y que el efecto invernadero no llevaba el planeta a su final.
A ¿cuántas personas en el mundo el señor Obama ofreció una fachada de ser la antítesis del Bush guerrerista bestial, durante su campaña presidencial y que poco a poco le ha gustado el jueguito de ser el mandatario del país más poderoso, que incluso puede darse el lujo de cerrar el camino a la salvación del planeta, contra la opinión de la inmensa mayoría de sus habitantes.
Mientras que acompañado tras de bambalinas por un grupo de países poderosos ya traía el día 18, para la conclusión de la mas importante reunión de la ONU, el documento ideado por sus asesores para hacer fracasar la Cumbre y continuar vertiendo bióxido de carbono en los pulmones de la Madre Tierra. La magna cita, terminaría con un documento calificado por Bruno Rodríguez el Canciller cubano de apócrifo, cocinado a puertas cerradas e impuesto por un Barack Obama, Premio Nóbel de la Guerra, y una comparsa que utiliza el combustible para enriquecerse y que los Estados Unidos necesita para el presente de una generación que concluirá , por propia decisión, que suponen que el presente de ellos es el que importa , y que para las generaciones que deberán sucederles ,:hijos, nietos,tataranietos, Etc, por supuesto, si entonces existen en un futuro tenebroso que a sus ciegos bolsillos no les interesa por ahora conocer. De manera que en la Cumbre de Copenhague hicieron todo lo posible por dejar para después los compromisos de disminuir el vertimiento de CO2 a la atmósfera.
El mandatario yanqui y sus asesores concibieron el documento que desde ya acredita el terrible final de la vida humana y de todas las especies que históricamente le han acompañado, y no quiero omitir la felicitación, al concluir mi comentario para quienes tuvieron la feliz idea de conceder al presidente yanqui, sin méritos ni honra alguna la más noble distinción de nuestra humanidad creada para quienes consagraron sus vidas en la defensa de la paz , felicitémosles por tanto, para que lleven también su carga podrida de culpa junto a Barack Obama y sus compinches que ya decidieron el final de muestro planeta: La Madre Tierra .

martes, 15 de diciembre de 2009

ODAS MAMBISAS, Evocación de Navarro Luna. Por Vick G.Miller

o

¡ CAMPANA. . . ! 1926

Campana:
¡No se forjó tu bronce
para las cosas sin importancia!
Ni para que llorases en las exequias de cual o tal difunto,
ni para ninguno de esos repiqueteos
de la fe provinciana.
¡ No se forjó tu bronce
para las inútiles palabras!

¡ De una aleación de angustias,
de una aleación de lágrimas,
surgió tu espíritu para los truenos iracundos,
para los arrebatos de las cóleras sagradas,
para afilar cuchillos
sobre la punta de la encendida madrugada!

Tu vientre engendró el fuego y se abrió luego en chispas;
dura tenías la boca,
y derramaste el grito incontenible sobre el corazón de la montaña;
¡la carne de las piedras se estremeció en el monte
y la carne del monte se hizo llamas;
y en las llamas los hombres eran como banderas
por el incendio enarboladas!

¡Lo sabemos! ¡Es claro que lo sabemos!
Pero ahora tu estás obligada
a bailar con nosotros un largo rato en los festines del ridículo,
en todas esas ridículas y grotescas zarabandas,
aunque pongas el ceño torvo
y aprietes la boca desdentada.
Para algo te trajimos del sitio en que dormías,
-¡ tal vez algún sueño sin ansias!-
entre los incómodos brazos del silencio,
de la mugre y de las telarañas !
¡ Para algo te trajimos a que lucieras, como luces,
en el centro de nuestra casa!

¡No se forjó tu bronce
para las inútiles palabras. . .!
¡ No se forjó tu bronce
más que para volcar el grito delirante sobre la carne esclava. . . !
Y ya ves,
¡ oh Campana,
Campana
de la Demajagua. . . !

ODAS MAMBISAS, Evocación de Navarro Luna. Por Vick G.Miller

EL APÓSTOL. M.Navarro Luna 1943

Leonor, la madre,
fue a la cantera donde estaba el niño.
Y vio las llagas negras. Vio las llagas
que sembraba el grillete en los pies de su hijo.
Después, con Don Mariano
llevó unas almohadillas, que le hiciera, al presidio.
Y bajo el aro rudo de los hierros terribles que el muchacho arrastraba,
las puso el padre , trémulo y dolido.
Doña Leonor, más tarde,
de un eslabón de los grilletes hizo,
para Pepe,
un anillo.

Ya en el fragor profundo que fue toda su vida,
cuando pra él la Patria era el agonizar y era el martirio. . .
las obreras del Cayo le regalaron una cruz de conchas,
de nácares y pétalos marinos.
¡ Insignias de la vida!
¡ Yugo, estrellas y anillo!
¡ Y la cruz! ¡Y la cruz! ¡El ya las tiene
y con ellas recoge ortigas y cardo y muerte y gloria en el camino!
Puesto de pie, en el yugo, y con la estrella,
que ilumina y que mata, alzándose en su frente y en su pecho encendido,
con los pobres del mundo echó la luz inmensa de su suerte!
¡La echó con el arroyo! ¡No la echó con el mar ni con el río!
¡ Y alzó el mundo! ¡Lo alzó sobre el cobarde yugo!

¡ En cada luz y en cada sombra estaba apretándole el aro del anillo!
¡ El anillo es el hierro que lo manda,
que lo manda al dolor y al sacrificio!

Triunfo la Patria,no! ¡Para él la Patria
es deber y agonía y dolor y martirio!
¡Es la estrella que alumbra y la estrella que mata!
¡ El hierro del grillete y la cruz de Dos Ríos!

domingo, 13 de diciembre de 2009

Poemas de Manuel Navarro Luna en Las Odas Mambisa Por Vick Miller.

En el próximo blogger la continuidad de Las Odas Mambisas. El Poema Dos : Al Apóstol publicado en 1943.
Les espero.

Poemas de Manuel Navarro Luna en Las Odas Mambisa Por Vick Miller.

Poemas de Manuel Navarro Luna en Las Odas Mambisas.

LAS ODAS MABISAS. por Manuel Navarro Luna.

LAS ODAS MABISAS. por Manuel Navarro Luna.

ODAS MAMBISAS, Evocación de Navarro Luna. Por Vick G.Miller

Las Odas Mambisas es un cuaderno en que el poeta Manuel Navarro Luna publicó sus versos de contenido patriótico. Por ello en tiempos en que sus libros de versos y su prosa no se publican, pienso que mejor defensa del insigne bardo que ofrecer en mi blog el contenido de sus Odas.
En el año 1955 en la revista Orto apareció esta nota firmada por Sócrates Nolasco en su ensayo sobre La Tierra Herida, otro libro de extraordinarios poemas de Navarro. La Nota de referencia aparece en la primera página del cuaderno de las Odas Mambisas:
Verbo candente, profético y sombrío, el de Navarro Luna. Sus acentos cfecen y se multiplican en ecos, agarran y apasionan y obligan a compartir sus lancinantes preocupaciones. En el discurrir del presente siglo, solo en Guillén ha tenido Cuba otra tan visible antena y nunca más firme y erguido pararrayo para sus humanos padecimientos...

Por tanto les entrego su primer poema: El General Antonio.

¡Si hablaís de la vergüenza:
si queréis señalar las altas cumbres del decoro...
sobre llamas y túmulos y banderas estremecidas
tenéis que alzar la voz y dar el nombre puro y hondo.
¡Tenéis que dar la excelsitud de un grito : ¡ El General Antonio!
Para que escuche el monte, y la piedr, y la nube
y los oidos claros, y los oidos sordos: ¡El General Antonio!

Con Mariana y con marcos,
el Capitán Rondón tuvo armas, y dinero, y caballos, y todo.
¡Se alzaban las primeras amapolas sangrientas de la guerra
entre los rudos filos del resplandor heroico!
El Capitán Rondón dijo despuès a Marcos:
¿Y cuál de los muchachos me vas a dar ahora...?
Guardo silencio el padre. Un silencio de padre, fuerte y doloroso.
Pero tres de los hijos respondieron por Marcos:
José,
Justo
y Antonio.
¡El último,
más fuerte y más pronto!
¡El último,
más pronto que los otros!

Cuando habléis de la Patria,
del dolor y el denuedo t el largo y cruento batallar sin reposo;
y en mil batallas veintisiete heridas cual veintisiete surcos;
de las marchas con hambre y del camino áspero y torvo;
de la gloria en la herida y la gloria en la sangre,
tenéis que hablar del General Antonio!

Con dos balas, se acaba la guerra: dijo Cánovas.
¡Tal vez con una sola para el guerrero epónimo!
Pero aún no la tenían los fusiles de España
y el Pacto del Zanjón no fue paz, sino tregua y encono.
La bandera - sudario, que alguien dijo,-bordada en Camagüey por manos de mujeres-
¡La izó en Mantua el machete del General Antonio!

"Esto va bién", exclama, cuando se siente herido en Punta Brava.
¡Es la muerte! El lo sabe y sonrie victorioso.
¡Ya ni la muerte misma podrá vencerlo! ¡ Nada
podrá vencer al General Antonio!

Cuando habléis de la Patria,
si queréis señalar las altas cumbres del decoro
en la cumbre del hombre... buscad entre latidos de montaña,
sobre: raíz de trueno y palpitar de troncos,
la presencia profunda que nos cerca y nos manda: ¡EL GENERAL ANTONIO!

domingo, 6 de diciembre de 2009

El Viejo Ermitaño de la Casa Por Vick Miller

Ya no escribo o quizás muy pocas veces.
Soy el viejo ermitaño de la casa
donde solo un reloj que se retrasa
indica que hay horarios,días y meses.

Mi mente es un espejo en que apareces
y hasta olvidar tu rostro me amenaza
porque el recuerdo con el tiempo pasa
pero siempre en otoño me entristeces.

Ya no escribo tu nombre en mis agendas
y antes tus iniciales estupendas
casi en todas las hojas escribía

Y yo sigo soñando con el beso
porque no hubo un final y te confieso
que te sigo aguardando todavía.

sábado, 5 de diciembre de 2009

La Última Carga al Machete del General Antonio. Por Vick Miller

El escritor español Marcelino Domingo comentó acerca de la personalidad del General Antonio Maceo y Grajales, un cuarto de siglo más tarde de ocurrida su muerte en San Pedro, provincia de La Habana: Maceo fue una espada para Cuba , cuando Cuba necesitó un soldado; fue una voluntad disciplinada a las leyes de Cuba cuando Cuba necesitó un ciudadano.
De las 26 heridas de balas recibidas en combate antes de San Pedro, ninguna lo postró ni amilanó su entereza.
Con temeridad siempre desafió a las columnas españolas comandadas por los oficiales ibéricos de mayor nombradía, a quienes doblegó con estrategia y bizarría en sus impetuosas cargas al
machete.
El General Antonio junto al Generalísimo Máximo Gómez Baez escribió las más gloriosas páginas durante las guerras por liberar a Cuba del yugo español, primero en la Guerra de los 10 años, iniciada en La Demajagua por el prócer de nuestras luchas Carlos Manuel de Céspedes y luego en la Guerra Necesaria concebida y organizada por José Martí y Pérez, Apóstol de nuestra independencia. En la primera con su hombría gloriosa no aceptó el término de ella, en la pactada Paz del Zanjón con el General español Arsenio Martínez Campos y su negativa promovió el encuentro del jefe hispano en Mangos de Baraguá. Maceo no aceptó ninguna propuesta procedente Martínez Campos y al preguntarle este último: ¿De manera que no nos entendemos? con hidalguía respondió: ¡ No nos entendemos ! Y reanudó con sus fuerzas la guerra. Esta determinación de El Titán de Bronce resctó la dignidad de su amada Patria.
A la guerra que se inciara el 24 de febrero de mil 895 en Bayate y otras territorios de la isla
se incorporó el General Antonio,él junto a el Generalísimo Máximo Gómez emprendió la invasión para llevar la guerra hasta Occidente y unir a todos los combatientes en el empeño de alcanzar la Victoria.
Los altos oficiales ibéricos menospreciaban la inteligencia y valentía del gerrero hepónimo.Para ellos ¿Cómo era posible que un negro hiciera frente a sus bien entrenadas y equipadas fuerzas con un ejército de desarrapados y mal armados combatientes?
Muy duro fue el castigo que inflingió a las tropas coloniales junto al Generalísimo durante la invasión, mientras burlaba todas las trochas que para impedir sus pasos se erigían.
Sólamente una casualidad podía interponerse en el triunfo del General Antonio y acarrearle la muerte. Así ocurrió el siete de Diciembre de mil 896. Acampado con sus combatientes en San Pedro tuvo conocimiento que de Punta Brava una columna española había salido muy temprano en la mañana. Con presteza dió órdenes a la oficialidad de enviar patrullas que observaran el propósito y la dirección de aquel movimiento,pero el descuido de los enviados trajo falsas informaciones acerca del rumbo, esto unido a la mala colocación de las avanzadas del campamento por el oficial responsabilizado con ello propició el sorpresivo ataque del general hispano Cirujeda,oficial que ya Maceo había derrotado con anterioridad.
La extraña atmósfera circundante fue interrumpida por disparos ya cercanos al campamento.
Se alzó de la hamaca donde reposaba el General Antonio para enfrentar al agresor en la media tarde en que se sumía la manigua. Jinete en su corcel se puso al frente para liderar a sus combatientes, como siempre lo hacía. El fuego de las armas coloniales era cerrado. Maceo encontró en su camino un muro de piedras y detrás una alambrada,que al no poder cruzar ordenó a sus oficiales cortarla de inmediato para batir a los atacantes.Los Jefes Mambises que le acompañaban le escucharon decir: ¡Esto va bien!, cuando una bala le penetró por el rostro y no pudo ya sostenerse en la montura.
El fuego cerrado español se incrementó, como adivinando que algún acontecimiento importante había ocurrido ,imposibilitando que pudieran sus compañeros volverle a montar en el corcel y sacarlo de allí.
Entre tanto Panchito Gómez Toro, el hijo del Generalísimo que se encontraba en el campamento herido en un brazo, por lo cual le ordenara Maceo mantenerse en el mismo, sin vacilación alguna se dirigió al sitio donde el General Antonio cayera,al llegar allí ordenó darle ayuda para subir a Antonio hasta la montura y junto a él se acomodó para retirarse cuando una bala le alcanzó en el cuerpo derribándole, junto a él cayó también el General , y el caballo herido por las se precipitó sobre ellos y les trabó contra el suelo. Con extrema dificultad desde el lugar donde se encontraba escribió una nota el joven combatiente en que la fidelidad al General Heroico y el amor a su Patria quedarían en la historia: Mamá querida, Papá, hermanos queridos: muero en mi puesto de combate . No quiero abandonar el cadáver del General Maceo y me quedaré con él. Me hirieron en dos partes y por no caer en manos del enemigo me suicido. Lo hago con mucho gusto por la honra de Cuba . Tal era el cariño y el respeto del hijo del Generalísimo Máximo Gómez por el General Antonio Maceo y Grajales.
El poeta Navarro Luna en su poema al General Antonio expresó: Cuando habléis de la Patria, cuando habléis del decoro en la cumbre del hombre, tenéis que dar la excelsitud de un grito : El General Antonio.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Una Mujer. Poema. Vick Miller

Una mujer, seductora de abril y ojos radiantes
su magia domina mis sentidos.
Acaso la encontré en un crepúsculo
al aire su inefable cabellera.
Una mujer que amándome no es mía
es de una porcelana clara y táctil.
Mis besos que penetran en su arena
la han poblado de estrellas en la tarde.

ELLA. versos. Vick Miller

Ella fue la alborada peregrina
en que nació el cariño más sincero.
Ella encendió en las noches un lucero
que a pesar de los años me ilumina.

Ella fue la sonrisa cantarina
que perfumó la tarde de amapolas.
Ella tuvo de mar, de caracolas,
de lluvia rfrescante en el verano
y me tendió gentil su frágil mano
y el místico salobre de sus olas.